HISTORIA DE LAS ZAPATILLAS CONVERSE ALL STAR

Converse Shoes Rubber Company fue creado por Marquis Mills Converse en 1908 en Malden Massachusetts. En 1917, la compañía creo las primeras zapatillas llamadas All Star compuestas únicamente por goma y lienzo. En su concepción fue diseñada para ser un calzado de élite de la liga profesional de baloncesto. En 1921, un jugador de baloncesto con el nombre de Charles “Chuck” Taylor se unió a un equipo de baloncesto patrocinado por la Sociedad Converse a la que llama a Converse All Stars. Taylor realizó cursos de baloncesto en las escuelas secundarias de todo el condado y mientras enseñaba los fundamentos del juego, vendió las zapatillas de All Star. Como vendedor y el atleta para la empresa, Taylor también hizo mejoras en las zapatillas que amaba. Sus ideas fueron diseñadas para proporcionar una mayor flexibilidad y apoyo, y también incorporaron un parche para proteger el tobillo.

Las All Star pronto fueron usadas por una variedad de jugadores profesionales de baloncesto y se convirtieron en la envidia de todos los jugadores aspirantes de baloncesto. Poco después, las zapatillas estaban siendo usadas por los atletas en los Juegos Olímpicos, y durante la Segunda Guerra Mundial los soldados estadounidenses también comenzaron a llevar All Stars.

En 1930 luego de que Chuck Taylor realizó las mejoras en el calzado, Converse decidió incorporar su nombre en los ribetes que muestran el logotipo de Converse All Star. El zapato entonces, se hizo conocido como el “Chuck Taylor” All Star.

En cuanto al diseño, las primeras Converse All Star, tenían tres estilos:1) una zapatilla monocromática con una suela de goma negra y el cuerpo de lienzo negro,2) una zapatilla blanca con goma blanca con lo bordes azul y rojo, y una 3) zapatilla toda de cuero negro. No fue sino hasta 1949 que Converse decidió hacer la guarda de pie, cordones y envolturas exteriores blancos, que dio la apariencia de la icónica Converse blanco y negro. En 1957, Converse salió con la versión de corte bajo “Oxford” del All Star y poco después comenzó a producir los zapatos en varios colores y estampados. Hoy, Converse hace que el Chuck Taylor All Star en una variedad de colores, estilos, estampados y tejidos.

En la década de 1960, Converse comenzó a expandir su empresa y abrir más fábricas y en ese momento, Converse Chuck Taylor All Stars estaban siendo usados por el noventa por ciento de jugadores profesionales y universitarios de baloncesto. A medida que pasaban los años, el zapato ganó más popularidad y se convirtió en un favorito de los numerosos grupos urbanos y subculturas.

Las All Star miraron entonces a la calle, a la cultura urbana, a los artistas, a los músicos y a los skaters. Y fue su jugada maestra. Se convirtieron en el epítome de la rebeldía, de ir a contracorriente. En los 70´s las llevaban los Ramones, en los 80´s Basquiat y en los 90´s Kurt Cobain por ejemplo.

En 2003, Nike compró la marca Converse por alrededor de $ 305.000.000. Converse dominó el mercado de la zapatilla de deporte de Estados Unidos desde la década de 1920 hasta la década de 1970, pero comenzó a tener que luchar para sobrevivir, por la competencia y la falta de fondos. En los años siguientes, Converse se declaró en quiebra varias veces y cayó en más deuda y finalmente vendido a Nike. Chuck Taylor All Stars, así como otros zapatos de Converse comenzó a fabricarse en países extranjeros como China, Vietnam e Indonesia.

El 2015 parece ser el año de retorno de las All Star, cuando están a punto de conmemorar su siglo de vida, han decidido sacudirse la pereza para volver a reclamar lo que les corresponde: el éxito.

Y el éxito viene –además de con la versión más clásica de las emblemáticas zapatillas–, con el lanzamiento de nuevos modelos y la presentación de una campaña, “Made by you” que quiere potenciar ese carácter individual y personal de cada par de Converse.